junio 2012

Ernesto Mejía destroza la liga en Triple A

 

El toletero venezolano toca la puerta de las Grandes Ligas con su notable ofensiva en las filiales de los Bravos de Atlanta. Mejía sigue liderando la filiales de Atlanta en cuadrangulares (15) e impulsadas (52).

 

La pasada temporada Ernesto Mejía terminó liderando el sistema de ligas menores de los Bravos de Atlanta en jonrones (26) y carreras empujadas, méritos que le valieron una invitación al campo de entrenamiento de Grandes Ligas y un asenso a Triple A.

Esta campaña Mejía mantiene intacta su notable producción, generando argumentos suficiente para estrenarse esta temporada en las Mayores.

“Esta campaña me esmeré más en mi acondicionamiento físico, en trabajar más con las pesas, necesito la energía necesaria para mantener este ritmo hasta el final de la temporada, eso es lo más importante aquí terminar la campaña de la mejor manera”, indicó Mejía a La Verdad vía telefónica desde Scranton/Wilkes-Barre, durante la serie de su equipo los Bravos de Gwinnett ante los Yankees.

Mejía sigue liderando la filiales de Atlanta en cuadrangulares (15) e impulsadas (52), además de un promedio de bateo de .312, líder en el equipo de Gwinnett. “No es fácil ser consistente, hay que trabajar muy duro día a día, pero cuando ves cerca la posibilidad de llegar a Grandes Ligas, la motivación es mayor y eso te impulsas a emplearte el doble en tu trabajo.

“Sigo mejorando cosas en mi ofensiva, ser menos vulnerable ante los lanzamientos quebrados, es una tarea que tengo pendiente, si quiero ser constantes a cualquier nivel”.

Espera tranquilo

El rendimiento de Mejía en Triple A, puede servirle de impulso para alcanzar su estreno en el equipo grande, sin embargo, “Camarita” es consciente que por ahora no hay espacio en un roster que por ser de la Liga Nacional, trata de aprovechar sus espacio con lanzadores.

“Tengo paciencia, sé que eso es una decisión que no depende de mí, yo sólo debo enfocarme en seguir siendo contante en mi desempeño, estoy claro que por ahora no hay espacio en el roster para otro primera base, pero sé que eso está ahí y estoy siempre atento a cualquier posibilidad que tenga de subir. Para eso estoy aquí”.

 

Wilmer Reina

Publicado en el Diario La Verdad, el 27 de junio de 2012.

Martín Pérez: “Lo difícil viene ahora”

 

El joven lanzador criollo tiene por delante su estreno en Grandes Ligas y la responsabilidad de responder a las expectativas generadas en la organización de Texas. Será el venezolano 278 en debutar en las Mayores.

 

Al lanzador venezolano Martín Pérez le llagó la hora de demostrar por qué es considerado el tercer mejor prospecto de los Rangers de Texas.

El joven criollo tiene por delante su estreno en Grandes Ligas y la responsabilidad de responder a las expectativas generadas en la organización.

“He estado trabajando duro para conseguir esto y finalmente se están dando los frutos”, dijo Pérez vía telefónica desde el Rangers Ballpark de Texas. “Ya sé porque a esto lo llaman las Grandes Ligas, aquí todo es perfecto”.

Pérez, quien ha trabajado como abridor durante gran parte de su carrera, podría alternase entre el bullpen y la rotación en su primera estadía en las mayores.

“Yo estoy aquí para ayudar al equipo tanto como pueda y el rol que sea. Les dije a los coaches que estoy listo para cuando me den la bola”, aseguró el séptimo criollo en ascender esta campaña y quien se convertirá en el número 278 de la legión venezolana en la Gran Carpa.

“Lo difícil viene ahora; la meta es mantenerme en este nivel. Tengo una responsabilidad muy grande y quiero cumplir mi tarea con el mejor trabajo posible”.

Mejorando

Pérez viene de corregir varios aspectos de su juego en Triple A, donde dejó efectividad de 4.59 en 15 aperturas; sin embargo, solo permitió dos anotaciones en sus anteriores 16.0 entradas lanzadas.

“He estado trabajando demasiado en el bullpen para mejorar mis lanzamientos. Eso realmente me ha estado ayudando mucho, sobre todo a localizar mi recta. Cuando tengo control en mi recta soy más efectivo con los picheos quebrados”.

“En el último mes cambié mi rutina antes de pichar, soltar más el brazo antes de subir a la lomita, eso me dio un mejor dominio en mi repertorio”.

El zurdo de 21 años asegura que los altos y bajos en su carrera le han servido para acumular la experiencia necesaria para dar sus primeros pasos en el big show.

“He aprendido en Triple A, ahora me toca madurar, dejar todo atrás y disfrutar esta oportunidad de estar en Grandes Ligas, no muchos tiene la posibilidad de estar aquí con 21 años”.

 

Wilmer Reina

Publicado en el Diario La Verdad, el 27 de junio de 2012.

En el Bronx comienzan a nombrar a “CarGo”

Con los Rockies de Colorado cada vez más lejos de pelear su pase a la postemporada, varias de sus piezas comienzan a entrar en la lista de peloteros que podrían estar disponible antes del deadline (31/07/2012) fecha tope de cambios vía no waivers.

Con los Yankees entre los principales candidatos a ser compradores en julio, el New York Post comenzó a especular sobre la posibilidad de que Carlos González entre en la lista de objetivos de la gerencia neoyorquina.

Los argumentos del columnita Joel Sherman no escapan de la lógica, sobre todo ante el problema que tiene Colorado para armar su cuerpo de lanzadores.

No es secreto para nadie que los Yankees no tienen complicaciones en adquirid a un jugador como González, que esta temporada devenga un salario de 5 millones de dólares, tiene por delante un contrato que le generará otros 70.5 millones hasta 2017.

Según el New York Post los Yankees estarían presentándole a los Rockies a los prospectos Manny Bañuelos, Gary Sánchez, Williams Mason y Dante Bichette Jr, como piezas para una negociación.

Más allá de todas las especulaciones, hay que tener en cuenta que Dan O’Dowd, gerente general de los Rockies, coloca a González como una de sus piezas claves para la reconstrucción completa a futuro de la organización.

Tiene con que

González está en medio de una temporada que proyecta ser la mejor en cuanto a su producción ofensiva, batea .335, 17 cuadrangulares y 51 carreras remolcadas.

Estas cifras son atractivas para cualquier club, pero en el Yankee Stadium podrían ser aún más amigables para “CarGo”. Esta temporada los bateadores zurdos han disparado 48 jonrones en el Bronx, la segunda cantidad más alta en la Liga Americana.

Ante equipos del Este del joven circuito, el jardinero zuliano promedia con el madero .320 (81-26), mientras que en los parques de esa división .295 (44-13).

Otra puerta abierta para González puede ser el jardín izquierdo neoyorquino, además de su solida defensiva, se une que los Yankees promedian .199 entre sus leftfielders.

 

Wilmer Reina

Publicado en el Diario La Verdad, el 19 de junio de 2012.

Félix hace ajustes en su mecánica de lanzamiento

 

El as de los Marineros trabaja en algunos detalles de su windup para mejorar su rendimiento

 

Félix Hernández atraviesa por una temporada atípica, el as de los Marineros de Seattle mantiene una marca de 4-5 con efectividad de 3.52, un rendimiento que puede tener relación con la velocidad de su recta, la cual no ha sobrepasado las 93 millas por hora esta campaña.

Pero más allá de la pérdida de potencia en su recta, Hernández también trabaja en algunos detalles en su mecánica de lanzamiento, cambios con los que busca recuperar su habitual consistencia sobre la lomita.

Carl Willis, coach de picheo de los Marineros, trabajó con Félix durante una sesión de bullpen esta semana para cambiar el windup del escopetero criollo.

“He estado siempre en el montículo frente al home antes de empezar mi windup y Carl se dio cuenta de que este año había estado frente a la tercera base”, señaló Hernández al Tacoma News Tribune. “Estoy tratando de averiguar lo que está pasando, así que intenté algo diferente en el bullpen”.

Detalles

Durante la sesión de bullpen, Hernández notó ciertas diferencias en su estilo de lanzar.

“Estoy girando demasiado en el windup, más de lo que lo hice el año pasado, por lo que estoy acortando el movimiento. Aunque no tanto”, agregó Félix, a quien los rivales le batean esta campaña .260.

“Al girar demasiado mi brazo no estaba en sintonía con mi cuerpo y cuando eso sucede mis lanzamientos suben. En el bullpen acorté ese movimiento y podré mantener mis lanzamientos abajo”.

 

Wilmer Reina

Publicado en el Diario La Verdad , el 17 de junio de 2012.

Martín Prado resuelve donde lo pongan

 

La polifuncionalidad de Martín Prado es una de las principales características del bigleaguer venezolano de los Bravos de Atlanta, aspecto que ha sido una garantía de éxito para su permanencia en Grandes Ligas.

La versatilidad defensiva de Prado es literalmente una póliza de seguro para el mánager Freddi González, quien le dio al criollo la responsabilidad de suplir al lesionado Freddie Freeman en la inicial.

Prado, quien en su carrera ha defendido en 55 ocasiones la primera base (36 como titular), responde con atrapadas notables y solventes incursiones con el mascotín en sus  apariciones como inicialista esta campaña, posición en la que solo tiene dos errores de por vida.

“Soy como The Matrix”, dijo bromeando Prado al Atlanta Journal Constitution. “Descargo el programa antes de salir al campo”. Prado ha defendido con el uniforme de los Bravos, seis de las nueve posiciones del campo.

“Solo tengo que salir y tomar una gran cantidad de roletazos y ver cómo es esa sensación de nuevo”, agregó el maracayero, quien esta año jugó como antesalista y jardinero izquierdo.

 

Wilmer Reina

Félix Doubront: “Confío en que puedo ser un as”

 

El abridor venezolano habla sobre su extraordinario momento en la rotación de los Medias Rojas. Doubront tiene una relación de ponches por cada nueve episodios de 9.94, la segunda más alta de la Liga Americana. Lidera a los estelares criollos con siete triunfos

 

Félix Doubront inició la temporada como una grata sorpresa dentro del cuerpo de abridores de los Medias Rojas de Boston, razón por la cual el mánager Bobby Valentine le otorgó el cuarto puesto de la rotación.

Luego de 13 apariciones esta campaña, el lanzador venezolano emerge como el serpentinero más consistente del staff de estelares “patirrojos”.

“Siempre tuve la confianza de que podía responder en esta rotación. Asumo esta responsabilidad al máximo”, respondió Doubront por vía telefónica desde Miami, donde consiguió su séptima victoria de la temporada, líder junto a Clay Buchholz entre los abridores de Boston.

“Le doy gracias a Dios por este momento en mi carrera, pero estoy claro de que todo esto es también un resultado del trabajo que vengo haciendo desde la primavera; estoy esforzándome el doble en todo lo que hago, enfocándome solo en lo que tengo que hacer en la lomita y dejar todo eso de los números fuera de mi mente”.

Duro y curvero

Doubront viene mostrando un notable dominio sobre su repertorio; sus 81 ponches en 73.1 entradas lanzadas certifican su buen momento.

“Estoy disfrutando todo, no todos los días eres parte de la rotación de un equipo importante, por eso siempre me mentalizo en ganar y hacer un buen trabajo en el montículo”.

Con efectividad de 4.17, Doubront reconoce que hay aspectos que debe seguir desarrollando para mantener su rol. “Debo ser consistente todo el año, de eso se trata esto. El cambio de mentalidad que tuve este año me está ayudando, ahora soy más agresivo ante los bateadores, conseguí la confianza de utilizar mis picheos en cualquier conteo”.

Cuestión mental

Doubront sobresale en una de las rotaciones más inconsistentes de esta campaña en la Liga Americana, razón por la que Boston se mantiene en el último lugar de la División Este.

“Confío en que puedo ser un as. Hay que dejar a un lado las excusas, ser parte de esto es una responsabilidad muy grande. Hay que tener actitud positiva sobre el montículo, desde el primer picheo hasta el último”.

MUESTRA DE DOMINIO

 

9.94

es la relación de ponches por cada nueve episodios que mantiene Doubront esta campaña, la segunda más alta de la Liga Americana.

 

7

triunfos acumula el abridor criollo de los Medias Rojas, el mejor entre los serpentineros venezolanos este año en las Mayores.

 

Wilmer Reina

Publicado en el Diario La Verdad, el 15 de junio de 2012.

Grégor Blanco: “No es ‘papaya’ ser primer bate”

 

Grégor Blanco emerge esta campaña como el revulsivo de la ofensiva de los Gigantes. “Llegué sin puesto en el roster y hoy gracias a Dios soy el primer bate, una responsabilidad que quiero asumir por mucho tiempo”.

 

En marzo Grégor Blanco se asomaba como una posibilidad para completar el roster de outfielders de los Gigantes, en abril inició la temporada asumiendo el rol de jardinero suplente, hoy es el primer bate indiscutido en la alineación de San Francisco.

Un notable progreso ofensivo de Blanco, llevó al mánager Bruce Bochy a darle la responsabilidad de abrir el lineup de manera regular a partir del pasado 9 de mayo, desde entonces el bigleaguer venezolano respondió con un promedio de bateo de .292 (113-33), con 26 anotaciones en 28 de juegos, además de un promedio de embasado de .385.

“Todo lo que está pasando se debe al trabajo sin descanso que vengo haciendo desde los campos de entrenamiento”, respondió Blanco vía telefónica desde San Francisco. “Llegué aquí sin la seguridad de tener un puesto en el roster y hoy gracias a Dios, a la confianza que me dio el cuerpo técnico y la organización, soy el primer bate, una responsabilidad que quiero asumir por mucho tiempo”.

Para Blanco el rol de abrir la toletería no es algo extraño, sin embargo en sus primeros tres años en Grandes Ligas, no había podido ser consistente al momento de mostrar sus herramientas

“Ya no soy un muchacho, las experiencias que tuve los años anteriores me enseñaron que necesitaba hacer para buscar la manera de establecerme, pero estoy claro que todavía me falta por mejorar”.

La “bujía”

En los 25 encuentros que mantiene de manera seguida como primer toletero, el “Tiburón Blanco” ha sido el revulsivo de la alineación de los Gigantes, equipo que tiene marca de 18-10 en ese período.

“Lo más importante para mí no es conseguir este tipo de números, lo que realmente me satisface es que este rendimiento sirve para contribuir con el equipo en la búsqueda de buenos resultados”.

“No es ‘papaya’ ser primer bate”, señala Grégor, quien es segundo en OBP (.374) entre los que abren el orden al bate en la Liga Nacional, donde también ocupa el tercer lugar entre los anotadores (31). “Los lanzadores son agresivos contigo cuando abres el lineup, hay que tener mucha paciencia y saber elegir bien los picheos, es un trabajo mentalmente muy exigente y distinto al de cualquier otro puesto en la alineación”.

“Llevo todo día a día y juego por juego, estoy enfocado en ser consistente y poder establecerme, no estoy pendiente de los números que pueda sumar. Para mí la clave tomar cada turno y cada inning como si fuera último, dando lo mejor que tengo en cada jugada, ya sea bateando o fildeando”.

Pies en la tierra

Más allá de sentirse seguro dentro de la toletería de San Francisco, Grégor asume esta realidad con una mayor exigencia, tomando en cuenta que es parte fundamental de un equipo con aspiraciones de llegar a la postemporada.

“Mi trabajo es embasarme, si logro hacerlo le daré al club la oportunidad de sumar carreras, por eso trato de colocarme en circulación de cualquier manera”.

“El hecho de que se note mi trabajo no se debe sólo a lo que estoy haciendo, esto es un trabajo en equipo, si no logramos los triunfos nadie se fija en nosotros, por eso también es importante el trabajo de Melky (Cabrera), (Buster) Posey, (Ángel) Pagan y Pablo (Sandoval), todos ellos me han ayudan a ser un mejor jugador día a día”.

 

Wilmer Reina

Publicado por el Diario La Verdad, el 12 de junio de 2012.

¡GRANDE “GOCHO”!

 

Johan Santana es el cuarto venezolano en lanzar un juego sin hit ni carreras en las Grandes Ligas. El as de los Mets logró la hazaña ante los Cardenales, la mejor ofensiva de la Nacional esta campaña.  Realizó 134 envíos.

 

Muchas han sido las historias del deporte inmortalizadas en la pantalla grande. Hollywood ha conseguido la forma de recordar de diversas maneras grandes momentos, inesperadas victorias e innumerables ejemplos de superación en muchas disciplinas, pero la escrita anoche por el reparado brazo izquierdo de Johan Santana en el Citi Field alcanza el más alto nivel de asombro y espectacularidad.

Santana se recuperó de una de las lesiones más complicadas para los lanzadores, su hombro izquierdo fue operado en septiembre de 2010 de un desgarre en la cápsula anterior, y ayer demostró de la mejor manera posible, que más allá de pasar más de un año sin pichar, sigue siendo uno de los mejores exponentes del arte de lanzar la bola sobre la lomita.

Con el primer juego no hit-no run de su carrera, el “Gocho” certifica su condición de as, siendo el cuarto venezolano en lograr esa hazaña junto a Wilson Álvarez, Aníbal Sánchez y Carlos Zambrano.

Con su arma predilecta, el cambio, el astro de la rotación de los Mets de Nueva York ponchó a David Freese, para conseguir la joya de picheo ante los Cardenales de San Luis, actual defensor de la Serie Mundial y mejor ofensiva de la Liga Nacional esta temporada.

“Trabajé muy duro para volver. Pero nunca pensé que lanzaría un no hitter. Ni pensaba en eso. Solo sucedió, señaló Santana a la prensa neoyorquina luego de completar las nueve entradas en las que ponchó a ocho contrarios y otorgó cinco boletos. “Nunca me rendí, es un honor haberlo logrado”.

Tras un blanqueo sin boletos y un “no-no”, Santana sigue siendo extraordinario lanzador, más allá de que su recta promedie las 89 millas por hora. “No sé si voy a volver a ser el mismo de antes, pero sí seguiré dando lo mejor de mí”, añadió el doble ganador del Premio Cy Young.

Un privilegio

Antes de la apertura 274 de Santana, los Mets tenían ocho mil 019 juegos sin ser protagonistas de un juego sin hit ni carreras; ni los miembros del Salón de la Fama Nolan Ryan y Tom Seaver, y ni siquiera Dwight Gooden, David Cone o Frank Viola, habían logrado lo que el merideño consiguió anoche con sus 134 lanzamientos (cifra tope en su carrera).

“Finalmente, el primero no lo había conseguido ni en video juego’’, agregó Johan tras el triunfo de los metropolitanos 8-0. “Esta es la mejor sensación que he tenido en mi vida. Esto fue muy especial, sé lo que significa para esta franquicia este logro”.

“Fue una noche loca, mi recta se movía por todos lados y sentía que podría colocarla donde quería. Tuve un buen dominio de todos mis envíos”.

Momentos claves

Un batazo de Yadier Molina hacia la barda del jardín izquierdo pudo significar el único imparable del juego, pero Mike Baxter hizo una atrapada enorme estrellándose contra la pared para mantener inmaculado el registro de hits de los Cardenales.

“Mi prioridad era atrapar la bola, sabía que tenía la pared muy cerca”, indicó Baxter.

“Esta noche no se trató solo de mí, sino de todo el equipo, la victoria es de todos. Nosotros como equipo hicimos historia hoy”, comentó Santana, quien fue visitado por el mánager Terry Collins en el octavo episodio tras un pasaporte a Rafael Furcal.

“Tú eres mi héroe”, le dijo Terry Collins. Ante esa situación Santana comentó: “Yo hoy no me salía (del juego)”.

“Lo único en que me basé para que pudiera seguir: es que nadie ha hecho lo que él (Santana) hizo hasta ahora”, dijo Collins. “¿Hay espacio para una mayor mejoría? Conociéndolo, probablemente sí”.

 

Wilmer Reina

Publicado en el Diario La Verdad, el 02 de junio de 2012.

“CarGo” es el papá de la Liga Nacional

 

Desde 2010 Carlos González comanda el viejo circuito en remolcadas, anotadas y promedio de bateo. Siente más poder en su swing. Su inteligencia sobre el plato ha mejorado esta temporada

 

En la temporada 2010 los Rockies de Colorado dieron a Carlos González la oportunidad de jugar una temporada completa en Grandes Ligas. Ese año el toletero venezolano respondió ganando el liderato de bateo de la Liga Nacional en la temporada.

Desde entonces el jardinero zuliano se mantiene como uno de los bateadores más constantes y extraordinarios del juego; el mejor ejemplo de esto lo mostró ayer luego de conseguir su cuarto jonrón en turnos consecutivos, el primer criollo y jugador de Colorado en lograrlo.

El festival de batazos coloca al bigleaguer zuliano en la élite de los sluggers de la Nacional, al punto de que desde el inicio de la campaña 2010, y hasta la jornada de ayer, González lidera los departamentos de carreras empujadas (253) y anotadas (247) del viejo circuito, siendo el marabino el que mejor promedio de bateo acumula (.320) en toda la liga durante ese lapso.

El swing de “CarGo” ha sido uno de los más elogiados actualmente, y ahora más cuando éste genera un aumento considerable en efecto que produce en la bola al conectarla.

Estadísticamente el swing de González está produciendo batazos con mayor fuerza, algo que el mismo bigleaguer explica: “Cuando estaba en Venezuela fuera de la temporada trabajé mucho en la fuerza y la velocidad y creo que ese trabajo se está notando. Finalmente todo es fruto del trabajo constante; no he realizado mayores ajustes, solo mantenerme concentrado y con el paso de los días me voy sintiendo cada vez más cómodo con mi swing”, indicó Carlos, quien posee el segundo swing más veloz de la mayores (117.7 millas por hora), según registros de ESPN Stats & Info.

Más allá de sus 14 vuelacercas esta campaña y de tener el segundo porcentaje de jonrones por elevados conectados en la Nacional (28 %), el patrullero rocoso insiste en que tiene cosas por mejorar en su ofensiva.

“Creo que estoy madurando, siendo un poco más paciente y selectivo en el plato, pero todavía queda mucho por hacer. Estoy aprendiendo a ser más paciente cuando es necesario, pero mi manera de jugar es agresiva y va a ser difícil cambiar eso”.

Progreso y constancia

Según cifras de Fangraphs, esta campaña González -quien batea .332- disminuye relativamente la cantidad de lanzamientos a los que les hace swing (de un 48.6 % que promedia en su carrera a un 44.9 en 2012).

“Mientras más estás en el terreno te adaptas a todas las situaciones del juego y sabes cómo debes responder en cada una de estas. La experiencia te va dando madurez”, comenta González, quien elevó este año la cantidad de picheos que ve por cada aparición en el plato (3.8).

“Para mantener esta producción tengo que seguir confiando en mis capacidades y en el trabajo que realizo día a día”, agrega el líder de los Rockies y del circuito en impulsadas (44) y anotadas (44).

“Me siento muy cómodo en este momento. Sé que tengo un gran swing; la clave está en seguir trabajando y mantenerme en el juego saludable”.

 

PRODUCCIÓN A MILLÓN

 

253

carreras empujadas acumula Carlos González desde 2010, líder de la Liga Nacional desde entonces.

 

247

veces ha pisado “CarGo” el plato desde el inicio de la campaña 2010. Comanda el viejo circuito en ese lapso.

 

.320

es el promedio de bateo del toletero criollo en las últimas tres campañas, el mejor del viejo circuito.

 

Wilmer Reina

Publicado en el Diario La Verdad, el 01 de junio de 2012.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.389 seguidores